jueves, 20 de diciembre de 2007

Estoy Roto

Primero todo va bien, bien, muy bien. De golpe y porrazo la noticia de que por ahi pero no pero si pero puede ser pero no es seguro, y uno espera que no que no, y resulta que si si.

Y viene primero el cagazo compartido, pero se va rápido cuando se comprende ante qué se está. Entonces se planea mas o menos la cosa, que esto hay que hacerlo así, que haría falta aquello, que pin que pan.

Y cuando está todo mínimamente trazado, cuando hay un plano mas o menos transitable que seguir, entonces se puede estar un poquito mas tranquilo. Es allí cuando uno cae, porque hasta ese entonces no había tomado conciencia, no real, no del todo. Y (esto es lo peor), por mas que uno trate de no no no al final inevitablemente aparecen las ilusiones. Serán pequeñas, grandes, azules, rosaditas o verde agua pero son ilusiones ciertas y verdaderas. Y claro, esa manía que tienen las ilusiones de llenarnos de felicidad, de hacernos olvidar que toda felicidad es efímera, que nada perdura, que nada se extiende mas allá de unos pocos instantes de esos que a veces se llaman minutos y a veces años. Uno se olvida de que la felicidad siempre sigue caminando, y al olvidarse uno siempre se para a verla, y en cuanto se descuida otra vez la tiene a kilómetros, adelante y fuera de alcance.

Y uno está parado mirando esa felicidad que va pasando al lado, en plena cosa de manito risita y rostros brillantes sin motivo aparente, cuando de un decimoquinto piso le cae un pequinés justito justito arriba en el medio al paqueteese con moñito de ilusiones marca ACME que uno lleva en su carretilla, y atrás del pequinés vienen una maceta, un loro, una tortuga, una vieja, granizo y un fitito colorado.

Y por el golpe ese inesperado que le vino sin avisar del decimoquinto piso, el paquete de ilusiones se despedaza, todo se desvanece y uno se la tiene que aguantar; consuela y se consuela diciendo y diciéndose que no era, que por un lado mejor, que así es menos quilombo, y mientras uno consuela y se consuela diciendo y diciéndose, uno se pregunta si de verdad piensa eso que dice, si de verdad es consuelo pensar de forma tan tan ruin y baja. Aunque uno concluye que lo que uno dice no siempre es lo que uno piensa y que a veces uno necesita repetir y repetirse ciertas cosas para al menos intentar o fingir creérselas y poder aliviar tristeza, también se da cuenta de que no funciona.

Como consecuencia inmediata, uno se enoja con el pequinés, con el loro, la maceta, la tortuga, el granizo, la vieja y el fitito, pero mas se enoja con uno mismo por ilusionarse. Es este enojo el que a uno lo carcome, es la puteada al aire y el puño en la pared y el grito silencioso de impotencia en esa soledad acompañada que parece una contradicción absurda pero es exactamente lo que uno y otro necesitan.

Ya pasará, todo pasa. Absolutamente todo
. Lo bueno y lo malo, y lo que ni fu ni fa. Eso lo sé.

Pero igual estoy muy muy triste. Y muy, muy enojado.

Y sobre todo, muy, muy roto.


19 comentarios:

Mich dijo...

un fuerte abrazo peronista compañero

Manón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Baterflai dijo...

Socho, mire: por el momento importa la rotitud, juntarse los pedacitos y mirarlos. ¿Forman esos pedacitos el socho que fue hasta hace poco? No, obviamente no son. Mezclados hay pedacitos de fitito, loro, ilusiones y usted.
Usted ya es todos esos pedacitos, lo que no le quita que pueda enojarse por ser (como una, a veces) un completo pelotudo.
Uno dirá: "ah, sí, ahora un pelotudo más grande, hecho de más pedacitos". Y, no. Porque así como los pedacitos esos conforman un campo magnético que harán rebotar algunas soretitudes (ud. no es gil), también conforman otro campo magnético que atrae otras soretitudes.
Resumiendo: ud. está un cachito más grande, un átimo más sabio, pero no exento de desventuras.
Hasta acá, la parte con buena voluntad.

Ahora: uno no se cree una mierda esas mentiras que se autodice para pasarla mejor. Uno es un choto, un impotente, un tarado que no sabe si va a poder darse cuenta a tiempo la próxima. Y esa, esa es la peor parte.

UAP, never more UAP than this.

Alex dijo...

socho, le dedico a usté también la bendición celta, UAP

Manón dijo...

Releo los comments y me dí cuenta de que lo que quise decir yo, lo dijo muchísimo mejor baterflai.

Sobre todo por eso de "un tarado que no sabe si va a poder darse cuenta a tiempo la próxima. Y esa, esa es la peor parte" que se parece mucho al tango que dice

"pero si algún pingo
llega a ser fija el domingo,
yo me juego entero,
qué le voy a hacer..."

uap, si sirve de algo.

Amperio dijo...

El compañero Nietzsche decía que la mejor sabiduría es olvidar y pasar y que aquel que quiera comprenderlo todo, necesariamente debe pasar por todo.

Está más sabio, compañero.
¡Qué le aproveche!

UAP, Papacho.

LORD MARIANUS dijo...

Tanto más te pegan, tanto más fuerte has de ser la próxima.

UAP

Silvana dijo...

Cuando comencé a leer el post, esperé la broma, el remate cómico de la situación, esperando que fuera mentira. De todas maneras, los que ya fuimos y volvimos muchas veces de ese lugar donde estás ahora, sabemos lo que es, comprendemos y esperamos que pase pronto. Yo siempre digo: son tres meses... pero hay que pasarlos. Lo bueno es que, a pesar de estar hecho trapo, uno sabe (y odia eso, pero lo sabe) que pasará, que un día será sólo un mal recuerdo.
Un abrazo grande.

Uno de los ocho dijo...

Mich: Chasgracias, compañero.

Bater: La peor parte es quer uno sabe que será un tarado que no va a poder darse cuenta la próxima, y que se va a ilusionar como un salame de nuevo, y que hasta le diría que está bien porque la ilusión forma parte del disfrute de todo eso, pero cuando se rompe, ahí agarrate catalina. Thanks for the BPH, here's another one for you, pretty moth.

Alex: Que honor! Gracias, compañera.

Manon: La bater suele hacer eso, maneja las palabras mejor que cualquiera. Igual me guardo el comentario que usté borró, me gustó. UAP, compañera, que sí sirve.

Amperio: Si, compañero, estoy mas sabio, mas viejo y mas mejorcito, algún día seré un superhombre pero por ahora soy humano, demasiado humano.

Es curioso, pero Wagner nos acompaña y sana bastante.

Marianito: Si, si; uno se forma un callo. Mientras, uno cicatriza. C'est la vie. UAP, rosariniño.

Sifirlingui: Imagino que usté la habrá pasado peor, porque andaba en la búsqueda. Y sí, pasará, todo pasa. UAP.
Ah, yo también esperaba el remate cómico, pero a veces el chiste no viene, ni en el post ni en el otro post, ese grande que se va escribiendo sobre la marcha y donde uno es el protagonista.

UAP para todos.

rambonarda dijo...

Leo una y otra vez el post y tan sólo me sale mandarte un abrazo, no será el de Karlitos pero bueno...

UAP y ya llegará y te babearás todo, y serás insoportable pero igual te querremos.

Uno de los ocho dijo...

Chelingui:

Que venga cuando venga, uno no anda buscando. Pero que cuando amague venir, no amague al pedo.

For de récor: ya me babeo, cuando llega la hora de la medicación; y lo que se dice insoportable ya soy desde hace rato, y usté debería saberlo.

UGBP.

Amperio dijo...

Una duda, compañero.
Entre líneas, interpreto que Ud. está esperando que hoy venga el Charlicar.
Y para protegerlo a Ud. me veo en la obligación de comunicarle que aún no ha confirmado su presencia.

UAP, cuatón.

Silvana dijo...

Bueno, debo aclarar que leyendo nuevamente los comentarios y las respuestas entendí bien de qué se trataba. Confieso que lo había tomado como un desengaño amoroso.
Ahora que lo entendí (y disculpe que sea lenta) le mando otro abrazo más fuerte que el de antes. Se puede volver a empezar y será cuando tenga que ser, ni antes, ni después. Todos los amagues nos fortalecen, para que cuando sea de verdad lo disfrutemos a pleno, que se le va a hacer. A darle mucho ánimo a ella, que tiene que ponerle el cuerpo, además del corazón.

rambonarda dijo...

Si Charly no va, yo tampoco.

Soy una estrella y pongo condiciones, carajo.
O en último caso, podré asistir si alguno de los maniseros va disfrazado de Charly.



Ah, si, lo sabía. Disculpe saque la parte de insoportable entonces o mejor, ponga algo asi como que profundizará su insoportabilidad.

Listo.
Chau.

Uno de los ocho dijo...

Amperio: Le juro quemenos mal, compañero. A la primera íbamos a tener que salir rajando y no por dejar el sello de aquel amigo suyo estampado en la mesa.

Sifirlingui: En cierta forma es un desengaño amoroso, no le parece? Y claro, uno trata de estar ahí. Como dije antes a amperio, Wagner nos acompaña y sana bastante.

Ochelote: Mire, juan carlos Blogger se equivocó ahí; le puso "Ah, si, lo sabía. Disculpe saque la parte de insoportable entonces o mejor, ponga algo asi como que profundizará su insoportabilidad", cuando claramente usted quiso decir "No, pibe, no sos insoportable, sos el mas mejor; quedate piola que sos mas pulenta que no se qué".

Menos mal que yo la comprendo, compañera.

UAP a todos, hoy vamos a la caza de la Santa Fugazzeta.

Marypé dijo...

Un abrazo grande desde el limbo virtual en el que he caído últimamente...
MArypé.-

Godsize dijo...

Mire que curioso, cuando estoy bajoneado escucho Becoming, del mismo disco. De ahí mi alias cibernético.

Uno de los ocho dijo...

Marypé: Gracias, compañera perdida.

Godsize: Usté sí que hace un vulgar despliegue de poder, compañero.

El Psiconáufrago dijo...

Venga, tío, joder! que parece que va pisando huevos..!

acá estamos, Mister Gord! Como en la escena final de Laberinto!

Terrible abrazo!