martes, 30 de diciembre de 2008

El hombre que se robó Florida

A continuación, y como para cortar un poco la serie de posts titulada "cosas que me rompen soberanamente los huevos y me hacen quejarme como un viejo choto", un videito sacado de The Drew Carey Green Screen Show, un programa que creo no llegó a verse acá.

Con muchos de los integrantes del show de improvisación Whose line is it anyway?, la idea del programa es sencilla pero efectiva: gente improvisando situaciones en base a sugerencias del público, delante de una pantalla verde. Más tarde, en postproducción, animadores crean un ambiente y lo superponen sobre la pantalla verde, dando relato visual, profundidad y contexto a lo que los actores están escenificando.

En este juego en particular, la consigna es tomar una sugerencia del público y transformarla en el eje de una historia. Uno de los actores oficia de "director", señalando uno a uno a los demás, quienes tienen que seguir la inventando la historia a medida que son señalados.

El resultado es un cuento hecho entre todos, improvisado en el momento y con continuidad.

Los actores: Drew Carey como director, y los narradores son Colin Mochrie, Chip Esten, Kathy Kinney, Brad Sherwood, Greg Proops y Jeff Davis. Los subtítulos en español los agregué yo, están bastante decentes considerando que me puse a traducir el video como a las 5 de la mañana despues de laburar como un loco lindo. Lo único, no se me ocurrió una construcción análoga a "merry istmus", la última línea del cuento, así que lo traduje literalmente.
Si usted sabe inglés, señora, se verá muy recompensada por el color de las voces y el tono de la narración. Y si no, igual entiende la historia.

En el mismo programa había juegos mucho más graciosos, todos juegos de improvisación, claro, y quizás algun dia suba alguno.

Por qué pongo esto?

Por varias razones, a saber:
-Tengo toda la temporada en video, y algo tenia que hacer con eso.
- Estoy convencido de que la animación de esta historia la hizo el genial Bill Plympton,
- The Green Screen Show tenía cortina musical de Manu Chao, cosa rara en un programa yanki,
-Soy admirador de varios de estos pibes,
-Este verano arranco con teatro de improvisación, como para aprovechar la demencia intrínseca en algo productivo,

Y la razón más importante de todas: Se me canta.

Sin más preámbulos: la historia del hombre que se robó Florida.



Feliz año.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Have a Merry Peronistmas

Felicidades, compañeros.

Que Papá Perón les traiga alegría y derechos sociales y laborales.




UAP

sábado, 20 de diciembre de 2008

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Veo mal, o...

... tirar una tonelada de trigo a la calle es una forma de protesta tan pelotuda como tirar litros de leche, fruta, etc?

Pregunto, quizás sea yo el equivocado, pero si tenés morfi para tirar, entonces no estás tan mal. O sí, pero si preferís tirarlo al suelo en lugar de regalarlo a quien no lo pueda comprar (que está mucho peor que vos) y que no tiene para comer, entonces quizás y sólo quizás sos un poquitito hijo de puta y merecés que te vaya como te va.

O sea, hasta en los niveles mas básicos de organización, léase la casa propia, cuando uno no precisa algo lo pone en la calle para que se lo lleve uno que lo quiera o lo necesite, por qué la hijoputez de tirarlo para que no lo aproveche nadie mas? Y peor si es comida.

No sé, pero una de las cosas que enseña la nona al pibe precoz es: "La comida no se tira, con la comida no se juega".

Querés protestar? Tirá piedras. Quemá un tren. Rompele las pelotas a miles de ciudadanos que no pueden pasar por una arteria importante porque se te canta a vos reclamar de esas maneras. Todas esas cosas son menos ofensivas y menos hijoputas que tirar el morfi. Y son igual de inútiles como protesta, así que no perdés nada.

Además... no te das cuenta que agrandás y diseminás tu nombre y tu figura para la campañita que hacés (o vas a hacer inevitablemente en breve) si en vez de tirar grano, fruta, leche, etc., lo donás a comedores, escuelas, barrios que lo precisen en el interior, ese mismo interior que decís defender? Las familias te van a agradecer, o al menos van a agradecer al cielo y mil y un santos de todo tipo y color que tienen un plato de algo que sea comida. Y hasta tal vez te votan la próxima, quien te dice.
No sabes a quien darselo? Donalo a las naciones unidas, hijo de puta, pero no lo tires.

Dejate de joder. Defender el país? Tirando morfi? Y como defendés a tu señora, yendo de putas? Porque el razonamiento (o la falta de) es equivalente.

Dejate de joder. Déjense de joder, oh tamberos inconformes, oh tropas de Deángeli, oh fruteros rionegrinos. Protesten todo, reclamen lo justo. Pero no sean gorilas, no tiren comida.

Y si tienen ganas de tirar, tírenme un rato la goma, forros.

Atte;

Otro de los ocho.

PD: Me acordé de la pregunta que hizo Bater hace poco.

sábado, 6 de diciembre de 2008

La vita e bella

Siguiendo con la serie cortísima de postes sin demasiado ingenio, sentido o talento fotográfico, acá está una breve historia en dos actos.

Acto primero - Lo que sale de mi parrilla



Acto segundo - Lo que sale de mi higuera



Acto seguido, una reflexión sobre la vanidad del higo que quiso ser pera y sobre lo efímero de los matambres.

Cae el telón y concluye la obra.