miércoles, 20 de febrero de 2008

De golpes y longanizas - la historia de "lucho" Davagnuolo

Muenaas.

Luego de una ausencia larga y dura vuelvo al bosque para estar contento de verdá la lalálala. Y si voy volviendo es porque retorno, io ritorno no a Calabria sino a la blogonia.

Y ya que hablamos de Calabria, citemos pues a uno de sus más grandes exponentes, verdadero héroe de aquellas tierras de mujeres peludas y hombres con mucha feza; un personaje que fue pionero de Italia y del mundo todo en la exploración de los límites físicos del cuerpo. Por supuesto, estamos hablando de Luigi "lucho" Davagnuolo, "il masoca di la longaniza".

Nacido en 1891 en una salita sanitaria a pasitos del puerto de Calabria, Luigi fue abandonado por sus padres dada la imposibilidad de mantenerlo (recordemos que en 1891 la "peste di pappolla" azotó a la población de merluza, principal fuente de ingresos de los pobladores, exterminando aproximadamente dieciséis veintiunavos de la fauna ictícola calabresa y causando casi inmediatamente la pobreza de los locales, para jolgorio de los visitantes).

Solo, vivió doce días y sus respectivas noches lambiéndose la mugre de los talones, lo que lo proveyó de los nutrientes necesarios para subsistir durante sus inicios.

Pronto fue encontrado y adoptado por Giuseppe Meazza, un marinero bengalí nacionalizado italiano, quien lo trató con el mayor de los respetos y le brindó lo necesario para su formación.

Meazza falleció trágicamente unos años después, producto de una cirrosis encefaloplantar del dedo gordo causada por su afición a la bebida y la frecuencia con que practicaba su hobbie favorito, chupar mas que un ladrillo barato. Esto dejó a un Luigi adolescente al borde de una depresión, puesto que se quedó sentadito al borde de la tumba de Giuseppe, y que es una tumba sino una depresión de tres o cuatro metros en el terreno.

Carente de guía, triste y abandonado, Luigi buscó consuelo. Frecuentó bares, restaurantes, cantinas, petit hoteles y espás, pero nada lo satisfizo.

Milagrosamente, un día mientras dormía una mona tirando a gorila se le presentó en sueños Santa Francesca, patrona del embutido, y le bailó en bolas entonando una estrofa que decía:

"Luigi, Luigi Davagnuolo
manducadore dil profiteruolo
Senti lo que io digo
dale duro al embutido"

Sobresaltado, Luigi comprendió el mensaje. Se apresuró al almacén más cercano y compró salamines, tres compró. Uno picado grueso, los otros no. Tres. En total, tres.

Entonces procedió a dar rienda suelta a su libre interpretación de los versos de Santa Francesca: empezó a "darle duro" a los embutidos. Esto, claro, podría entenderse de varias maneras, y ante la duda, local; por lo que Luigi experimentó varias formas de "darles duro" a los salamines (tres) en cuestión. Se comió uno (el picado grueso), pero no halló felicidad.

Los otros dos los chupó, los usó de nunchaku, se los metió en el culo, los transformó en boleadoras, jugó al tikitaka, pero nada le traía felicidad alguna, ni siquiera una sonrisa sonrosada.

Entonces, pensando que el sueño de Santa Francesca era un sueño pelotudo no como el sueño de Solentiname ni el del negro ese, ni el del otro del sombrero que no me acuerdo como se llama, agarró y gritó un vívido "vá' fangulo" y revoleó los salamines al carajo.

La providencia quiso que el carajo quedara hacia arriba, y cuando los salamines cayeron le dieron en medio del lomo. El dolor del golpe fué decisivo: Luigi experimentó una felicidad inaudita al sentir los aromáticos embutidos darle de lleno en el espinazo. Seguidamente, los levantó del suelo y se empezó a latiguear, incrementando su alegría y empingándose de lo lindo.

Nacía entonces su masoquismo embutido.

De allí todo fué más y más al golpeteo y la autoflagelación chacinada. Ya en su adultez, creó un salamín que valía por seis, por su longitud, y que era idóneo para cagarse a salaminazos. Lo llamó "il salamine di burro". Luego de su muerte, el pueblo calabrés rebautizaría dicho embutido como "longaniza", en homenaje al único gran amor de Luigi, Eva Longoria.

Luigi "lucho" Davagnuolo se cagó muriendo en 1935, cuando dejó orear más de la cuenta una longaniza y se arrancó la segunda cervical de un garrotazo.

Hoy, miles de masoquistas marchan en procesión cada año hacia el puerto de Calabria, donde lo recuerdan con una picada con vermú. Yacen con el en su tumba un carrito a rulemanes, una foto de Yabrán, y una porción de la primera pizza calabresa jamás cocinada, creada por Paolo dil Pette en su honor. Sin faina, claro.

Vaya, pues, nuestro sentido homenaje a Luigi "lucho" Davagnuolo, "il masoca di la longaniza".



Salú!

Atte;

Sochett

16 comentarios:

Estado Anímico Alterado dijo...

Pocas veces he tenido el gusto de leer tanta verdá junta. Los revisionistas quizá se refieran al Lucho como un "enano puto y masoca", pero usté ilumina con los hechos riales.

Baterflai dijo...

"chupar mas que un ladrillo barato."

Sólo los que han colocado alguna vez un ladrillo en un balde con agua, saben a lo que esa frase refiere.
Ud. además de ser un iluminado que nos bendice con estas historias, es un laburador de lo que no hay.
Brindemos con jugo de moras. Ea!

Amperio dijo...

"...Y estando muerto de mortedad manifiesta, abrióse la puerta cancel celeste faleschini y asomóse un angelrodríguez entrompetado que trompetió y trompetió hasta que el Luigidavagnino resucitóse y ascendió a la bénacional, luego a primera y más luego aún al cielo. Y pidió medialunas y caféconleche, así en desorden. Y corporizó embutidos de toda clase y se los enlonganizó ávido y lujúrico, por el umbligo, por la ureja y también por el culo. Y fue salvo de salvedad absoluta y entre todas las guainas, eligió a la más puta..."

Khalil Arismendi. La Resucitación del Luigi. Ed. Negroshot, Emepetrepe Editores.

rambonarda dijo...

Se sabe que la longaniza y el Davagninonismo vienen unidos, cada cual con su historia prima, desde el vamos y eso es algo que a la corta o a la larga nos deja un surco en laalma.

Me juego la vida que la quiniela algo tiene que ver en todo esto.

No sé si le dije alguna vez, pero sepa que de sólo pensar que lo conozco, que usted tiene un blog, que ese blog es uno de los mas hijoeputas que existen y que además es concurrido con frecuencia por daltonicos entusiastas, me corre como un escozor por el tobillo izquierdo.

Disculpe, pero usté no iba a postear sobre un tal Hernán Paramo? Para que mierda acudo a sus llamados de auxilio si después todo se desdibuja en una bolsa de gatos.


Me parece que se apresuró en volver a postear, compañero. Capaz que no era tiempo aún, si tan sólo pasó un mes y medio desde la última vez. Igual un poco me alegra su retorno. Y el de Caserta también.

rambonarda dijo...

Ah, no sé por que será, pero a veces me da un poco de miedito conocer a un tal Alberto Toro, quizás usted no lo conozca, pero si alguna vez se cruza con una María Paula Pia, preguntele. Hay un 42% de posibilidades que lo conozca y no sólo eso, hay un 99,8% de posibilidades que el susodicho alguna vez le haiga enafanado dos cuadraditos de papel hijenico.

NegroShot dijo...

Santa Figa di Antonietta, Batman, questo Sochoto ha preso il male della cotorra pazza!!!

Uno de los ocho dijo...

Estado Alterio: Revisionistas como Hector "bómbolo" Larreta son la excepción a la regla, compañero. Mientras la mayoría tildaba al Luigi de "enano puto y masoca", el Larreta se empeñó en demostrar que era enano, masoca, puto y además salaminero.

Baterflais: Temía que la figura no fuera comprendida por naides, pero usted, compañera, es mas pulenta que el promedio de giles que se asoman por acá. Usté si que la sabe lunga. Vió como hace globitos finitos hasta que se moja todo, el ladrisho? Notable.

Amperiox: Khalil Arismendi, principal biógrafo de Luigi, tuvo el honor de visitarlo en vida, y el masoca lo cagó a garrotazos con una mondiola. Dicen que alcanzó el Nirvana, que dejó de ser Cobani para ser Cobain.

Rambochele: cito: "No sé si le dije alguna vez, pero sepa que de sólo pensar que lo conozco, que usted tiene un blog, que ese blog es uno de los mas hijoeputas que existen y que además es concurrido con frecuencia por daltonicos entusiastas, me corre como un escozor por el tobillo izquierdo.
"

Agrego: Si, este blog es hijoeputa y visitado por daltónicos fervorosos. Pero eso puede ser consecuencia, precisamente, del mero hecho de conocerla.

Rambo2: No sea botona, y no me queme, mire que la gallina que cacarea es la que pone el buevo y la rambolina que boquea es la que se enaniza.

Negroshot: Que tipo, que lo parió. Pawer tenia que sert.

Fla-q dijo...

En las antologías apócrifas del longazionismo se menciona que, una vez esclarecido por el salamazo en el lomo, el iluminado Lucho intuyó el secreto del edurizamiento longanizar. Se describe que procuró fervientemente un clavo oxidado, y munido de un piolín, penduró al salame en el tronco de un frondoso sauce.
Explican que meditó 1000 días, luego de lo cual descolgó el salame y comprobando que no podía cortarlo no con un hacha, infirió que había llegado al punto exacto de endurecimiento que le permitiría alcanzar el Nirvana al tercer golpe.

Usted, Sochísimo, exégeta del conocimiento salaminar, concuerda con lo descripto, o acaso sostiene que con un salame guardado en la heladera podría brindar el mismo nivel de éxtasis y contusiones?

rambonarda dijo...

Perdón, donde dije "Davagninonismo" lean "Davagnuolismo"

Fue sin querer, gracias.

Uno de los ocho dijo...

Flaqque: El salamin reposará en la heladera si y sólo si ha sido cortado. Refrigerar un salamín que aun está intato es una ofensa mayúscula, condenada por el Pentateuco, el Pernambuco, el Corán , la Corina y la Coruña.
El mismo Dante Alighieri describe en su maravillosa obra "La embutida comedia" las penas que esperan en el afterlife chacinado a quien meta un salamin o embutido entero en la heladera:

"(...)
y suspiraban las huestes
que por miles se contaban,
y mi Guía, el gran poeta

señalaba condenados
que rechinaban los dientes
y su suplicio lloraban:

'escuchá, tano sotreta
como lloran desgraciados
los infieles que han guardado

en su heladera, y no han sabido
respetar naturaleza,
refrigerando embutidos.

Me voy, nos vemos en esa.'
(...)
"

Mas grafico, echale tinta.

Rambolina: No no no, usted no se disculpe.
Estaba bien como usted lo había escrito, pero este poste sufrió edición, para cumplir con un pedido desgarrador que me llegó por encomienda y me decía que de no cambiarlo este post de seguro implicaría el fracaso laboral, la muerte segura, el cese de todo empingamiento y hasta la extinción dolorosa de la raza humana toda.

Baterflai dijo...

Sochoto, antes de tener PC, yo tenía una vida obrera. Muy obrera.
Mire, mire lo que le traje, para ud. que admira y entiende de algunas cosas.

http://www.youtube.com/watch?v=mPHP0QkL130

Uno de los ocho dijo...

Bater que bater, el chocolater.

Millones de gracias por el videito que me trajo. Es excelente, pero eso no es sorpresa viniendo de Avery y Lah. Y esta cartuneta es especialmente juliovernesca.

Vida muy obrera, la suya? Usted es por casualidad paraguaya? Me dijeron que en paraguay en vez de "gimnasia" tienen "revoque fino" en las escuelas.

Usted sí que la sabe lunga, compañera. La abrazo fete, oh! hidrófugo virtual, ceresita digital.

PD: No recuerdo si era 'ceresita' o 'seresita', pero de todas maneras debe interpretarse como escondición de la palabra homofona "cerecita", constituyendo un piropo que es a la vez gastronómico y de la construcción, abarcando así dos grandes sectores sindicalistas del partido y la nación, popular, clarín, crónica, diariop.

peyote dijo...

que cañonero!
leer semejante historia con ANIMAl de fondo es un viaje critico, con las premicias del aguante sanguinario, de la retina.


incrible.

saludos.

El Mostro dijo...

Sin palabras. Una historia desgarradora, pero con final digno de Osvaldo Pacheco.
Y como decía la Nona:
Tanti gomarra, espuria l'longaniza!

Anónimo dijo...

top [url=http://www.c-online-casino.co.uk/]casino bonus[/url] brake the latest [url=http://www.casinolasvegass.com/]online casino[/url] free no consign perk at the best [url=http://www.baywatchcasino.com/]casino online
[/url].

Anónimo dijo...

[url=http://www.23planet.com]Online casinos[/url], also known as accepted casinos or Internet casinos, are online versions of commonplace ("confrere and mortar") casinos. Online casinos approve gamblers to filch up and wager on casino games from manager to foot the Internet.
Online casinos superficially invite odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos contend higher payback percentages with a adopt worth motor car games, and some indite community payout discordance audits on their websites. Assuming that the online casino is using an fittingly programmed unsystematic compress up generator, committee games like blackjack clothed an established repress edge. The payout participation voyage of ascertaining of these games are established to the marrow the rules of the game.
Uncountable online casinos authority observable or be established their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Ecumenical Regatta Technology and CryptoLogic Inc.