viernes, 11 de septiembre de 2009

En orden aleatorio

  • A mi vieja. A mi viejo.
  • A aquél que no veo hace 13 años y sin embargo sigue siendo uno de mis mejores amigos.
  • A mi hermano.
  • A pocho, abuelazo.
  • A los pibes de siempre.
  • A los pibes de hace tanto.
  • A las seños Betty, Mecha y Gabriela.
  • A la que me dijo pelotudo cuando tenía 14 años, y tenía razón.
  • A la que me dirá pelotudo cuando tenga 50, que también tendrá razón, seguramente.
  • Al borracho de aquel bar que me contó los secretos del universo.
  • Al profesor que se cagó en el programa para vernos reír aquella vez.
  • Al preceptor que me tapó tantas giladas, pero me cantó la posta cuando lo tuvo que hacer.
  • Al pibe ese que vi que no tenia para morfar y le dio un cacho de pan a un perro.
  • Al que allá hace mucho tiempo me afanó, y me dejó la guita para el colectivo y los documentos.
  • A quien compartió conmigo demasiadas cosas, y se desvanecieron y desgastaron.
  • A la que no compartió las suficientes.
  • A las que lamentablemente me echaron flit; a las que por suerte me echaron flit; a las que recibieron de frente el flit echado.
  • Al loco de voz finita quien en su café con leche descubrió la entrada a otro mundo.
  • A los autores de los lugares que frecuento.
  • Al gigante que destila sabiduría de la que sirve.
  • A mi biblioteca breve pero queridísima.
  • A doña Carmencita y su gomera.
  • A unos pocos colegas.
  • A los que alguna vez fueron mis alumnos.
  • A quienes no dijeron ni gracias cuando hice milagros para salvarles las papas.
  • A los que sé que por mí se juegan la vida, y saben que me la juego por ellos.
  • Al nene aquél de Brasil que le enseñó al tipo del restaurante lo que es compartir lo que se tiene aunque sea poco.
  • A quienes me ven rajar y les importa.
  • A quienes me verán llegar y lo notarán.
  • A quienes ponen fe y ganas en una iniciativa formidable aunque tengan todo en contra.
  • A las banderas de las cagadas que uno se ha mandado.
  • A las nostalgias del futuro, confluencias de caminos que se buscan hace vidas.
  • Al tipo ese con quien tuve un gesto que no me costó nada, y que me buscó durante un año sólo por la decencia de decirme gracias.
  • Al choripán al lado del río, pese a lo que pese.
  • A quien compartió conmigo tanto tiempo valioso, y lo sigue haciendo, y entre ensaladas de grafemas y malabares del alma me dió y me da algo tan invaluable como ella misma.
  • Al que el mismo dia en que lo conocí me dijo "si vas vos, yo voy", y me acompañó en un viaje larguísimo a pata por lugares inhóspitos, cuando los demás se arrepintieron y se volvieron.
  • A los que se juegan por lo que aman y disfrutan.
  • Al bola, maestro del robo, el engaño, y el cariño incondicional.
  • Al mate con charla en la plaza aquella de Quilmes y frío.
  • A los chicos de Ezeiza, a los de Lanús, a los de tantos lugares dispersos.
  • A esos que fueron tan soberbios que no se bancaron salir segundos ante un pendejo.
  • Al que frenó de golpe y le chocaron el auto, y lo primero que hizo al bajar fue ver si el perro había zafado de la atropellada.
  • Al botellero que me dio charla en un viaje de dos cuadras en el carro, cuando me desperté sin saber donde estaba.
De todos aprendí, aprendo y/o aprenderé. A todos, feliz día.


1/8

8 comentarios:

LORD MARIANVS dijo...

Hermoso compañero. Me abrazo con ud y brindo por un eterno feedback mutuo del cual podamos aprender siempre.

Uno de los ocho dijo...

Y yo lo abrazo a usted, Lord. Cuando se vuelve a BA?

Anónimo dijo...

...Cuanta verdad, uno esta en constantemente aprendizaje, pero la bueno es darse cuenta de ello y dar las gracias por seguir en este camino "aprendiendo" a patear piedritas, mismas que nos ayudan a crecer!!!! (y de las ensaladas de grafemas, ni hablar!!!)
Gracias por ayudarme a ver el camino, gracias por entender, gracias por permitirme leerte, por..y por...y por..etc!!!!
Besos!
Ale.

Uno de los ocho dijo...

Es normal que un comentario en un blog me haga feliz?

Ah, cierto; no es el comentario en el blog. Es otra cosa, son otras cosas.
Besos, queridísima Ale!

gen71 dijo...

Muy emotivo, compañero. Da gusto leer a troesmas como usted, que saben reconocer en cada situación de la vida una enseñanza.

Eso nos hace grandes, compañero.

O como diría un amigo mío cada vez que lo miraba con cara de asombro ante una posta que me tiraba: "Viste? Hasta del mas pelotudo se aprende algo..."

Un abrazo.

Uno de los ocho dijo...

Que sabio su amigo, compañero Gense. La gente que habrá aprendido de nosotros, entonces.

Como anda? Como anda su motoneta?

Anónimo dijo...

UAP, Maestro. Sepa que lo extraño.

amperiofderécor

Desperfecta dijo...

lo acabo de ver. Día de qué era el 11 de septiembre? de la primavera? gracias dice el mate.