lunes, 16 de julio de 2007

Vuelteando

Compañeros, compañeros, acomódense que es largo...

Vuelto he de mi viaje astral o pitecus, depende de donde se lo mire, para contarles unas anépdotas de viernes a la noche. Dejo para mas adelante los consejos que he recibido de Vladimir Konfucio en este último recorrido por el cosmos de Carl Sagán, mas no de Karly Charl; y esto lo hago mitác para no confundir y mitác para robar con un nuevo post en breve.

Comienza el viernes, inusual punto de reunión: "Las Picadas del Tano", (Humberto 1º y Mexico, Avellaneda; ir de parte de "los pibes que estaban en la radio con 4 gatos locos", que así les cobrarán de más). Los convocados a la cena/baile/show/sihaysuertebomba son 5: Pichín, glorioso titán de las bujías y defensor a ultranza de la pornografía en DVD trucho; Ale, criminal devenido en servidor público con una causa pendiente por violetero; Tomás, metrosexual que tira mas para el mástil que para la escarapela, con un extraño parecido a Carson de Queer eye for Guendulain, la serie de los cinco putos que afeitan gronchos; Javier, alias "el amigo de Ponte", un salamín que se tiene todo bien escondido, pues en realidad es mas salame de lo que parece; y un servidor.

La aventura comienza cuando, arribados al lugar, nos damos cuenta de que Pichín había hecho reservacion... para el sábado. Luego de tira-y-aflojes con la dirigencia del cantobar-restopub-cantopub o algo así, cedieron ante las raznes válidas: "essscuchame, sabé lo que nos costó zafar de mi mujer un vierne, vo queré que mengamo el sábado? Dame una mesa que te prendo fuego."

La única mesa disponible estaba pegada al lado de otra en la cual había cinco señoritas solas. Esto, que aparentemente parecía beneficioso, no lo era tanto si consideramos los siguientes factores:

1- Tomás se la come.
2- De las 5 señoritas, una era una variación de Doris del Valle, pincelada con toques de Marcelo Palacios. Otras dos sumaban ciento veinte de edad, calculado a ojo por no tener acceso a la libreta de enrolamiento de cada una.
3- De las 2 señoritas restantes, una bien podría ser defensor de Tristán Suárez, o bien un equeco de esos que, siendo de porcelana, fuman.

Sin embargo, pocas quejas hubo del grupo, quizás por el hecho de que era la única mesa disponible, o tal vez porque la señorita restante estaba para entrarle sin mayores miramientos, siempre y cuando obviáramos la peluca símil cleopatra que portaba.

Llegó la picada, fete fete, y con ella las jarras cervezales. Sonrisitas, miraditas, toqueteos; hasta que lo frenamos a Tomás que ya nos frotaba demasiado. También, miraditas, sonrisitas y roces casuales con Cleopatra. Avanza la concentración de alcohol en la sangre de los cinco grandes del buen humor, y esto generó ciertas desinhibiciones que dan lugar al siguiente "momento Chancho Piluqui":


Primer desinhibición
Tomás se para, agarra una de las columnas finitas que sostiene la estructura del lugar, y empieza a hacer un baile del caño improvisado mientras me mira y grita a viva voz "haceme la cola, toda. Dame de tu néctar de amor, gordito mimoso. Haceme feliz la pompa". Risas varias, no es la primera vez.



Segunda desinhibición
Ale, visiblemente afectado por la alcoholemia, empieza a arrojar pedacitos de milanesa cortadita de la picada hacia atrás, por encima de su hombro. Me mira y me dice al oído: "menos mal que nunca traigo el fierro cuando salgo, sino los bajo a eso de allá que tienen una cara de pelotudos", y continúa alegremente su lluvia milanésica.


Tercera desinhibición
Se acerca el defensor de Suárez, alias equeco, al oído de Javier. Me señala y le dice algo, a lo cual el hijo de puta le responde sonoramente: "Sí, totalmente. Andá, andá que necesita amor". Caen lágrimas de risa contenida por mis mejillas cuando el equeco me hace con el dedo la seña de "vamo' a bailar", tan popular en los años veinte.
En inspección mas cercana, compruebo que bien podría conseguir el papel de Ungenio González en la película de Condorito.


Cuarta desinhibición
Ale y Pichín sacan a Doris del Valle y a una de las momias, a quien llamaremos Mumm-Ra, en solidaridad conmigo. Al momento de pisar la pista, suena "el murguero" de los Auténticos Decadentes y Ale, poseído por la mística que lo envolviera cuando bailaba en la murga de Alsina a la edad de 6 añitos, empieza a murguear como loco. La gente le hace ronda, y los aplausos bajan en cascada. Termina el tema, viene un "vení raquel" de antaño que es aprovechado para hacer una ronda colectiva y dejar, sin que se note demasiado, a nuestra compañía en manos de 3 paraguayos que estaban allí. Ellos se mostraron agradecidos.


Quinta desinhibición
Al volver a la mesa sin las trillizas de basto, reclamamos al mozo (un joven de rastas a quien bautizamos "Ziggy") una ininterrumpida provisión de cerveza y comenzamos a interactuar con las otras mesas. Zarandeos y tocadas de culo colectivas a Cleopatra, magistrales ejecuciones de Bongó en la cabeza de un pelado que estaba comiendo con su familia, y cantos como el clásico "vení vení vení, sacale una foto, se van para Boedo con el culo roto", o el famoso "Ziggy no te vayas, Ziggy vení, traeme mas cerveza o te rompo la cabeza, hijodepugjgzh...", fueron la alegría del lugar. Gracias a mi manía de comprarme camisas de color negro, y a la presta preparación de una servilleta a modo de esas cosas que se ponen los curas en el cogote, hizo su presentación Father Paul, quien bendijo a los fieles que le pedían "Padre, bendígame que hace bocha que no la pongo", y cosas por el estilo.

Sigue y sigue la cosa, y a la final los cinco se retiran a otro lado. Viaje relámpago en manos de Pichín, lo que es casi lo mismo que decir en manos de la Muerte. Curiosidad: Pichín nos alentó a irnos porque "acá son todas viejas". Nos llevó a un lugar donde se reúnen damas de mas de 50. Me reí mucho.

Llegamos al nuevo destino, la lamentable "Mia Cita" de lanús, y allí tuvimos la gracia de encontrar, si si señores, un enano. Bueh, en realidad no era un enano de los clásicos que siempre sientan bien, sino un hombre de unos 70 años vestido para matar (o para morir), y que era muy, muy petiso.

El viejo no se olvidará más esa noche cuando tres monos (Ale, Pichín y yo) lo levantaron en andas y lo pasearon por todo el lugar. Tampoco se olvidará del dolor de espalda que le habrá quedado. Nosotros, en cambio, no olvidaremos la cortesía con la que nos echaron, pese a mis reclamos y los de Ale: "Hijos de puta! a mi no me echa nadie! Yo soy amigo de Quindimil, te vamos a mandar los muchachos, puto!"

Felices, volvimos a casa con la satisfacción del deber cumplido. Llegué a mi humilde morada a las 8 de la mañana; ocho y media abre la puerta mi hermano y entra con lágrimas en los ojos, un vómito en su campera que mostraba la calidad de los fideos de la cena, y me abraza fuerte, diciendo "llegué, boludo. Llegué, no lo puedo creer. Salí a las cinco, son ocho y media. Boludo, llegué...". Pero eso es historia para otro poste.

Ta ue lo tiró. Y el 20 es día del amigo. Mamma mía.

Atte;

Socho.

21 comentarios:

Baterflai dijo...

Momento.
No puedo leer esto de corrido.

Voy a morirme de risa.

"Haceme feliz la pompa"

JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Uno de los ocho dijo...

Si. Y lo hace seguido, el desgraciado.

rambonarda dijo...

Me mató la Doris del Valle ajajjajaajajajjajaa, y me hiciste acordar a mi hermano patagónico cuando nos encontrabamos en un pub comunista y sureño y quien al ver a todas las personas que estaban alli reunidos, me dijo: "Chele, esto es un vejestorio"

SIR LORD MARIANVS dijo...

Me imagino como habran sido las niñas que ni la abundante cerveza logró trastocar sus rostros reales por algo...llevadero.

Lo de tirar las milanesas para atrás es un sacrilegio que no comparto, así de simple.

Uno de los ocho dijo...

Chele: Júrote que, estando sentado muy cerca, no podía contener la risa y miraba a mis amigos para no reirme en la cara de Doris. Sigo sosteniendo que tu hermano debe ser un reverendo cago de la risa.

Marianitus: Las milanesas sobraban, compañero; ya habíamos comido de sobra y créame que el dueño de ese lugar las tira. O las transforma en empanadas.

Mich dijo...

una digna salida sana y peronista.
Hágale feliz la pompa compañero, esa frase magistral se merece su reconocimiento

T O N T A M E N T E dijo...

El dancing con el defensor de Tristán Suarez debe haber sido un espectáculo digno de ser visto!

Me imagino un símil "Manotazo" Fernandez on drugs...

A ver cuando se sube un videito o una polaroid de los 5 grandes del buen humor!

Amperio dijo...

Me parece que se me está complicando ganar en el concurso de amigos raros. Voy a tener que apelar a mi amigo el kurdo iraquí.

UAP.

rambonarda dijo...

Veremos Sochoto, la semana que viene me encontraré con el susodicho en el nombre de la fraternidad, hay que ver si logra robarme una sonrisa, una mueca o una carcajada triple mortal.
O sino le pregunto, me tengo que acordar de eso y de la tarea para el hogar que me encargó el Amperio.
A propósito, Amperio usted es nuestro amigo raro, no se haga el sota...

Uno de los ocho dijo...

Michonio: Esa frase se reconoce, compañero, pero se reconoce de lejos, nomás.

Diegote: Mire, me cree si le digo que lo ví a Manotazo Fernandez en el tren? Vive por Ezeiza. Y los videos... ahhh, digamos que no me animo a llevar la cámara si no sé si vuelvo cada vez que salgo con la muchachada de a bordo. Y el defensor de Suarez parece haber hecho muy feliz a un compañero paraguayo.

Amperiongo: A usted, que militó allá en el medio oriente petrolero, no se le hace dificil nada, compañero. Igual, sospecho que hay todavía muchos amigos raros que mostrar. Por ejemplo, tengo un amigo japonés, negro y que rollea cantando "Tumata Bushi".

Chelelé: Vaya y preguntele. Y mande saludos. Y esta vez SI traiga salamines. Ahora, al Amperio no le diga esas cosas, el cree que es normalito. Déjelo que sea feliz cual lumbriz.

Caido el catre dijo...

Pol: el Pichín es un fenómeno, compañero, dígaselo de parte mía, voy a romper la caja del sedán 4 puertas para conocerlo al Pichín.

Dios lo bendiga a usted y a sus amigos.

Amperio: Más raro que usted no hay nadie.

NegroShot dijo...

Todos Trolos

reinita neurotica dijo...

ahhhhhhhhhh noooooo
me hizo acordar a un viernes de lluvia que salí con un amigo (esperando ver a todo el mundo y al final no vimos a nadie). Fuimos a un par de bares y en cada bar que entramos había una mina que era igual a Pata Villanueva!! Encima nico, mi amigo, con un par de cervezas aumenta su volumen gargantal y grita como loco. Por ejemplo, hablando de una chica fea pero muy fácil que andaba atrás de él, me dice en la barra, a los gritos y señalándome con las manos (no sé por qué): ¡y qué querésssss que haga, si tengo todo servidoooo!
Cuando me di cuenta, todos me estaban mirando. Qué buen post, tus amigos son divertidos de verdad, los míos nada más son crueles o patéticos.

Uno de los ocho dijo...

Caido; no hace falta que rompa nada. Simplemente zapatee tres veces pensando en una chota y allí se materializará Pichín para venderle unos dividíses pornográficos.

Negro; todos? Ni uno no-trolo? Y bueh.

Reina; mire usted lo que son las cosas. Su amigo que se ampara en el anonimato y viene usted y lo manda al frente. Eso no es de peronistas. Igual, está perdonada, ya sabe. Y no se haga problema que si mis amigos son divertidos y los suyos crueles y patéticos, entonces seguramente tenemos amigos en común.

T O N T A M E N T E dijo...

Anecdota de amigo, tan bello como medina pero igual de malo.

Encarando a niña timidona en boliche:

Amigo: "Bailás?"

Niña: "Si !!"

Amigo: "Hacés bien. Divertite."

Media vuelta y sigue camino para la barra...

Uno de los ocho dijo...

Compañero patagonik, me hizo acordar a otra anécdota parecida.

Cuéntese una que qualifique, así entra al concurso "Bailando por un amigo raro", que ya competimos varios.

Mich dijo...

Se armó el concurso?
Yo postulo!

reinita neurotica dijo...

che che che yo no lo mandé al frente: ¿cuantos nicos hay en el mundo? además, después de los peronistas k la lealtad/mandar al frente etc. me parece que quedó un poquitín cuestionado. Aguante la cumbia de Kristina! Besotes...

rambonarda dijo...

Si hay concurso, puedo anotar a una amiga (bah, a esta altura tirando más a conocida) que tenía un método de fumar un poco atipico: Aspiraba el cigarro por la nariz y largaba el humo por la oreja. Si me habré cagado de risa pidiendole que lo haga una y otra vez.
Lamentablemente hace tiempo que no sé nada de ella, quizás este viviendo en una granja rodeada de patas villanuevas y conejos tarantinis.

No quiere un cordero mejor? no se si hay salames en el sur, apurese a responder que en cualquier momento se va el micro y no puedo ser una improvisada.

Ahhhh, es un varóooooonnnn!!!!! Que emocióooooooon!
Listo, disculpe la última licencia que me tomé.

Uno de los ocho dijo...

Postule, nomás, micho. Postule.

Usted, reina, no deje que me muera sin cantarme la cumbia de kretina.

Y usted, Rambonarda querida, sepa que si usté me trae un cordero de allá tendrá un acólito de por vida; le construiré altares y predicaré su doctrina por los siglos de los siglos. Y hasta me pegaré un poster suyo en la pieza. O lo muevo, mejor, porque el que tengo lo tengo en el baño.
Su licencia es más que apropiada. AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH itsaboi!


UAP

Analia dijo...

Como va muchachos? Estaba en internet buscando el numero de telefono de las picadas del tano y cai aca. Muy buena la anecdota...
Si tenes el numero de telefono de las picadas me lo pasas?? Me harias un favor enorme. Besos, te dejo mi mail por si lo tenes: analiadepalma@hotmail.com