jueves, 6 de marzo de 2008

Homenaje al Cuñado Trunco

Weeenasss.

En el barrio de Asunción gente viene y gente va. Y esto ha pasado durante mucho tiempo.

Quizás el mas notable caso de quente que se fue sea la "Masacre de los cuñados truncos" de 1916.

A pocos minutos de empezar una boda de cien personas con sus respectivos futuros cónyuges, organizada por Roberto Galán, una estampida de elefantes de plaza once arremetió sobre los invitados a la ceremonia y se despachó a 84 crestianos, y un budista.

La investigación policial arrojó un dato loco loco: todos los muetos eran hermanos de alguno de los que se casaban.

Desde ese día, todos los 6 de marzo, se conmemora en Asunción el Día del Cuñado Trunco, en honor a aquellos hombres probos y mujeres provoletas que, viendo tan cerca la cuñadez, no llegaron. Pucha.

Vaya este humilde homenaje al cuñado trunco; bailemos todos con la música alegre y algarábica que se escuchaba en el momento de la estampeeda.



Ay! Peligrosa - Lo...


Atte;


Sochongo

13 comentarios:

rambonarda dijo...

JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

El serenito de que lo prefiere? con almendras o al ron?

Mich dijo...

joder...! eso coincide con un dato aparentemente aleatorio, que informa de la fuga de elefantes que estaban previstos para los festejos del centenario de nuestra independencia que el Peludo Irigoyen tenía previsto realizar en la recova del barrio de once... Nunca se supo del paradero de los cuatrocientos elefantes que fugaron en la oscuridad de la noche... Esta coincidencia puede dar luz al esclarecimiento del terrible crimen...
además, una duda, tocaba Oscar en Los Moros?
otra duda, por qué ahora escribe tan rápido?
otra duda, por qué usted codorniza tanto?
bueno... eso.

Uno de los ocho dijo...

Rambow: Sorprendeamé, guacha.

Micha: Los cuatrocientos elefantes nada tienen que verga con la masacre de los cuñados truncos. Es obra del ejército de los 12 gorilas.

Oscar no tocaba en los moros, se tocaba solo. Escribo lento, pero seguido. Ah, y el que codorniza es usted.

Uno de los ocho dijo...

Ahora, ahora, los que se llevamo la pelota semo nosotro, semo.

Amperio dijo...

Ese tema de losmoros. Ese mismísimo tema era el que cantaba el Robertogalán. autoregulándose el nudo corbateril, mientras la epiléptica le cabeceaba el umbligo:

"...Ay, peligrosa / Ay peligrosa, / por dios no te vuelvas loca / no me muerdas por mi chota..."

Por eso, con el tiempo se convirtió en un himno de los aventureros que exponen su paulinomiembro en manos de un celebro en cortocircuito.

Hágame acordar que le escriba la chacarera del cuñado trunco que, por supuesto, también es trunca...

rambonarda dijo...

Bueno.
Mirá

Godsize dijo...

Lo de mujeres provoletas tiene que ser una figura borgeana. O no, pero algo tiene que ser.

Caido el catre dijo...

Que esmowing que tiene la banda Los Moros, pero a mi me gustaba más con la formación de la foto, la que el cantante, EL Checho Batista, nos pone los pelos de punta haciendo el caminante lunar pero en el empedrado.

rambonarda dijo...

CONCHITA

Mich dijo...

CONCHITA

El Mostro dijo...

Vos te vas a reír, pero yo lo soñé eso. Si, soñé que todos mis cuñados y cuñadas eran pisoteados por ballenas corredores. Suena feo, pero me desperté con una gran sensación de paz y felicidad.

Harén.

Fla-q dijo...

Impresionante la imagen de los cuñados untados en el asfalto, Socho.
Imagino las tristes exequias, todas las novias espátula en mano... Triste.

Uno de los ocho dijo...

Amperio: Desde ahí el rober exigía la trifásica cerebral en toda chola. Quedo esperando la jarchacarera, compa.

Rambo: A la perinola!

Caido: El checho, sin duda el mejor vocalista de los moros. Me gustaba cuando empezaba el moonwalking en el viejo puente pueyrredón, iba todo para atrás, y lo terminaba recién frente a la pappini, al gritar "Huuuuuua" y dar la vueltita.

Rambo y mich: Me siguen jodiendo y me hago un viajecito a la parra.

Mostro: Realmente interesante, compañero. Usted presenta el Sindrome Ballenil Cuñadiforme. Hágase ver.

Flaque: Tan incrustados quedaron que sólo atinaron a taparlos con cemento. Vio como son los paraguayos.